Gata-consejos

Buscar

Un estudio dirigido por el  Instituto Black Dog, en Australia, revela que el ejercicio regular de cualquier intensidad puede prevenir la depresión en el futuro y que dolo una hora semanal puede ayudar. Los resultados muestran que, incluso pequeñas cantidades de ejercicio, pueden proteger contra la depresión y se ven los beneficios para la salud mental sin importar la edad o el género.

En el estudio participaron un total de 33.908 adultos noruegos a los que se monitorizaron sus niveles de ejercicio y síntomas de depresión y ansiedad durante 11 años. El equipo de investigación internacional encontró que podían evitarse el 12% de los casos de depresión si los participantes realizaran solo una hora de ejercicio físico cada semana. 

Aunque se sabía el papel del ejercicio en el tratamiento de los síntomas de la depresión, esta es la primera vez que se ha cuantificado el potencial preventivo de la actividad física en términos de reducción en los niveles futuros de depresión.

Los resultados mostraron que las personas que informaron que no hacían nada de ejercicio tuvieron un 44% más de posibilidades de desarrollar depresión en comparación con aquellas que hicieron una o dos horas de ejercicio a la semana.

Ref: 30 días de fisioterapia. nº 217

Un estudio epidemiológico del grupo GEICAM de investigación en Cáncer de Mama, cuyos resultados se han publicado en la revista "Gynecologic Oncology" alerta de que las mujeres españolas que llevan una vida sedentaria tienen un 71% más de probabilidades de desarrollar a lo largo de su vida cáncer de mama, respecto a las mujeres que si realizan ejercicio físico de manera habitual.

En este estudio han participado los servicios de Oncología de nueve Comunidades Autónomas, recogiendo datos de un total de 1017 pacientes de entre 18 y 70 años con un tumor de mama de reciente diagnóstico, entre los años 2006 y 2011. 

Los autores de este estudio, que han contado con la participación de 23 hospitales españoles, concluyen que seguir una adecuada actividad física tiene un efecto preventivo sobre la aparición de este tumor en mujeres pre y postmenopáusicas. Hay que tener en cuenta que alrededor de un 45% de la mujeres no realiza apenas ejercicio físico a la semana. Según estos datos el estudio estima que el 13,8% de los casos de cáncer de mama podrían evitarse con solo hacer ejercicio.

REF: Revista 30 días. Colegio Profesional de Fisioterapéutas.

El índice glucémico (IG) es un índice que se aplica a los alimentos que contienen carbohidratos (pan, pasta, arroz, frutas, zumos, legumbres, etc) y mide la velocidad con la que aumenta el nivel de glucosa en la sangre después de su consumo. En función de la rapidez los alimentos se clasifican en IG bajo (de 1 a 55), medio (56-69) y alto (a partir de 70). Este valor no es fijo para todo el mundo, varía de una persona a otra y también varía según se cocine el producto y de donde proceda.

Ejemplos de Índice Glucémico: Baguette 95, helado 82, arroz 73, sandía 72,  cuscús 65, espaguetis 48, naranja 45, integrales 42, manzana 36, anacardos 22, garbanzos 10 , hummus 6.

Lo que indica el IG es si los alimentos tienen un alto contenido en azucar o harinas refinadas. Es decir, si son muy elaboradas y por tanto, más o menos saludables.

Ref: Nutricionista, Serafín Murillo (Centro de Investigación Biomédica en Red) CIBERDEM

Un trabajo de la Universidad politécnica de Madrid y del Hospital Universitario Puerta de Hierro ha demostrado que el ejercicio previene la aparición de la diabetes gestacional.

Según el estudio, publicado en la revista "Medicine and Science in Sports and Exercise" una adecuada pauta preventiva es la mejor forma de evitar los efectos de esta complicación metabólica.

Los científicos llevaron a cabo un ensayo clínico aleatorio, en el que participaron 257 mujeres gestantes sanas: 101 de ellas se integraron en un programa de ejercicio físico inmediatamente después de su primera ecografía prenatal (semana 10-12 de embarazo) hasta el final del mismo (semana 38-40), mientras que las 156 mujeres restantes permanecieron en el grupo de control recibiendo los cuidados habituales.

Los resultados muestran un porcentaje significativamente mayor de desarrollo de diabetes gestacional en el grupo de control (mujeres que no participaron en el programa) que en el grupo de ejercicio físico.

Ref: 30 DIAS Publicación del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid

La diástsis abdominal es la separación de los músculos abdominales (recto abdominal) como consecuencia de un daño en el tejido conectivo. Esta separación afecta al abdomen, dándole un aspecto flácido y a las lumbares, produciendo dolor de espalda y problemas digestivos,

La diástasis está directamente relacionada con la generación de disfunciones del suelo pélvico, como la incontinencia urinaria, ya que la separación de los músculos abdominales contribuye al aumento de presión intraabdominal que incrementa la probabilidad de lesiones.

Esta alteración puede aparecer en más de la mitad de los embarazos, no resolviéndose de manera espontánea en muchos casos y pudiendo persistir durante años.

De entre los factores de riesgo destaca: edad materna mayor de 34 años, hijos grandes, ganancia excesiva de peso, flacidez abdominal por falta de ejercicio, gestación múltiple o cesáreas previas. La cesárea en sí es una de las principales causas de la diástasis, ya que es una intervención que requiere la separación de los rectos abdominales en la linea alba.

Recomendaciones para evitar la diástasis: realizar un programa de ejercicios, tanto durante el embarazo como durante el postparto, prestando especial atención a la musculatura profunda del abdomen (transverso abdominal) y del suelo pélvico para lograr un correcto control muscular y un tono adecuado. También se recomienda prescindir de ejercicios abdominales o actividades hipopresivas tras el parto, ya que  "toda actividad que aumente la presión intraabdominal perjudicará la recuperación, tanto del suelo pélvico como de la diástasis abdominal.

Rf: Revista Colegio Profesional de Fisioterapéutas de la Comunidad de Madrid (Enero 2014) 

Los adultos deben mantener un nivel adecuado de actividad física de forma regular para reducir el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cancer de mama y de colón, depresión y caidas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 6% de las muertes mundiales se atribuyen a la inactividad física, la cual lo sitúa como el cuarto factor de riesgo de mortalidad. Esta inactividad es la causa del 25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de la diabetes y el 30% de las cardiopatías isquémicas.

La OMS recuerda diferentes niveles de ejercicio físico en función de la edad: Así, desde los 5 a los 17 recomienda una hora de actividad  moderada a vigorosa. Desde los 18 hasta los 64 años un mínimo de 150 minutos semanales de ejercicio mopderado y 75 minutos de ejerciciio más fuerte. Para los mayores de 65 años se recomienda un mínimo de 150 minutos de ejercicio moderado además de ejercicios de equilibrio.

Revista Colegio Profesional de Fisioterapeutas 

Según la revista de la Fundación Española del Corazón, SALUD Y CORAZÓN, los diez alimentos que de verdad han demostrado sus efectos beneficiosos sobre el corazón son: BROCOLI (las crucíferas como el brocoli contienen indol3-carbinol y sulfurano, sustancias que protegen los vasos sanguíneos y tienen efectos anticancerígenos), VINO TINTO (rico en taninos, resveratrol y antioxidantes, tomado con moderación estimula el apetito, mejora el flujo sanguíneo y la vasodilatación, impidiendo la oxidación del colesterol malo-LDL, aumenta el colesterol bueno-HDL e impide el depósito de grasas en las paredes de las arterias), CURRY (la cúrcuma, uno de los principales ingredientes del curry ha demostrado tener un fuerte poder antiinflamatorio. También reduce los riesgos de hipertrofia cardiaca o agrandamiento del corazón), ACEITE DE OLIVA (posee ácidos grasos insaturados y es rico en vitamina E, que tiene un efecto antioxidante. También protege nuestros huesos gracias a una mejor absorción de vitamina D y calcio), SALMÓN(las grasas con ácidos omega 3 que contiene este pescado se relacionan con cierta protección frente a las enfermedades cardiovasculares y ayuda a mejorar el equuilibrio entre el colesterol bueno y el malo. Puede elevar el colesterol bueno un 4%). SEMILLAS DE LINO (contiene dosis altas de ácidos grasos omega 3,con niveles superiores a los de cualquier pescado. Ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y mejora la situación del sistema circulatorio), FRESAS (tradicionalmente es utilizado como laxante y como tratamiento para el reumatismo, también tiene un gran poder antioxidante y nutritivo. NUECES ( de todos los frutos secos es el que contiene una combinación de antioxidantes en mayor número y calidad que cualquiera de los demás. Por eso consumirlo a diario reduce el colesterol. Contiene ácidos omega 3, vitamina E y magnesio lo que contribuye a mantener una correcta circulación sanguinea). CHOCOLATE NEGRO(es rico en flavonoides, un tipo de antioxidante  que favorece la regulación de la tensión. Además contiene resveratrol y fenoles de cacao, que protege las células contra los daños, ayudando a mantener una correcta salud en nuestro sistema inmunitario). LEGUMBRES (son ricas en fibra, proteinas y decenas de nutrientes clave. Algunas investigaciones han demostrado que reducen el riesgo cardiovascular, la hipertensión arterial y la diabetes de tipo 2.. La fibra que contiene junto  a sus beneficiosos nutrientes, permiten reducir las cifras de colesterolen sangre).

La artrosis es la dolencia más frecuente del aparato locomotor y de apoyo. Constituye un proceso de desgaste que se presenta en forma de deterioro progresivo de los cartilagos en las articulaciones, que puede afectar a cualquier persona y no tiene cura como enfermedad crónica.

Los síntomas principales son los dolores en la articulación, los dolores musculares y una limitación de la movilidad. Se puede ver afectada cualquier articulación, aunque las más frecuentes son las de rodilla (gonartrosis), tobillo, muñeca y cadera.

El tratamiento de la artrosis persigue la mejora y el bienestar del paciente, por lo que la reducción de los dolores y la mejora de la movilidad reviste especial importancia.

Los vendajes y las ortesis(ayudas técnicas y soportes) eficaces se constituyen como una herramienta fundamental en el tratamiento de la artrosis, pero no hay que olvidar que un adecuado entrenamiento personal a base de ejercicios específicos de tonificación, le permitirá disfrutar de nuevo de movilidad y calidad de vida.

En relación a la gonartrosis, estudios realizados han demostrado que en el desgaste de la articulación de la rodilla existe una clara relación con los siguientes factores: malformaciones congénitas ( de rótula, piernas en X, piernas en aro), aspectos sistémicos( tabaquismo, tipo de alimentación) y biomecánicos( sobrepeso, mala condición física, falta de ejercicio moderado).

Ref: efmo(sporlastic)

Este sitio web utiliza cookies para su funcionamiento. Si continúa navegando, acepta su uso.