Gata-consejos

Buscar

La diástsis abdominal es la separación de los músculos abdominales (recto abdominal) como consecuencia de un daño en el tejido conectivo. Esta separación afecta al abdomen, dándole un aspecto flácido y a las lumbares, produciendo dolor de espalda y problemas digestivos,

La diástasis está directamente relacionada con la generación de disfunciones del suelo pélvico, como la incontinencia urinaria, ya que la separación de los músculos abdominales contribuye al aumento de presión intraabdominal que incrementa la probabilidad de lesiones.

Esta alteración puede aparecer en más de la mitad de los embarazos, no resolviéndose de manera espontánea en muchos casos y pudiendo persistir durante años.

De entre los factores de riesgo destaca: edad materna mayor de 34 años, hijos grandes, ganancia excesiva de peso, flacidez abdominal por falta de ejercicio, gestación múltiple o cesáreas previas. La cesárea en sí es una de las principales causas de la diástasis, ya que es una intervención que requiere la separación de los rectos abdominales en la linea alba.

Recomendaciones para evitar la diástasis: realizar un programa de ejercicios, tanto durante el embarazo como durante el postparto, prestando especial atención a la musculatura profunda del abdomen (transverso abdominal) y del suelo pélvico para lograr un correcto control muscular y un tono adecuado. También se recomienda prescindir de ejercicios abdominales o actividades hipopresivas tras el parto, ya que  "toda actividad que aumente la presión intraabdominal perjudicará la recuperación, tanto del suelo pélvico como de la diástasis abdominal.

Rf: Revista Colegio Profesional de Fisioterapéutas de la Comunidad de Madrid (Enero 2014) 

Este sitio web utiliza cookies para su funcionamiento. Si continúa navegando, acepta su uso.